Lo primero, ya me van a perdonar por la ausencia, pero han sido unas semanas duras de trabajo. ¡Pero felices oiga! Ya estamos a full en la nueva oficina. (Maravilla es café recién hecho y sentarse a mirar, desde el querido Chester, como ha quedado todo. No me canso de hacerlo). 

Cuando te tiras a la piscina con doble tirabuzón, un cosquilleo recorre tu cuerpo de arriba a abajo. Tienes miedo, porque no sabes si va haber agua o no. Pero entonces la adrenalina hace mella y no te importa que no haya agua. Sólo quieres sentir ese cosquilleo continuamente. En estos tres años que llevo con Señor y señora de (¿Tres años? ¿Ya? ¿Tres? Si parece que fue ayer cuando me dijeron "Búscate un trabajo") Me he dado cuenta que la vida va de cumplir sueños y alcanzar metas.

¡Extra, extra! Damos el pistoletazo de salida a la temporada 2017. La primera boda de la temporada fue la de nuestros #srysradeAyA. Un bodón que estuvo lleno de mucho amor y bonitisimos. Con grandes profesionales, rodeados de los mejores, dimos forma al gran día de nuestros #señoresde. Un solazo fue testigo de su amor y unos bailarines animaron (más si cabe) la comida.

Hoy es nuestro día. Bueno en verdad, hoy y todos los días. Valientes. Luchadoras. Fuertes. Soñadoras. Atrevidas. Emprendedoras. Y una gran lista interminable. Porque nosotras somos así.  Nadie puede pararnos. Y porque lo valemos. Hoy este post va dedicado a todas y cada una de nosotras. A nuestras #señorasde :)

Las novias se llenan de color y transparencias la temporada que viene, eso es así. Son románticas y urbanas. Como bien propone Rodolfo Mcartney en su última editorial que nos hizo llegar.  El escenario fue La Parra Madrid, un lugar con esencia y perfecto para la ocasión. (De esos en los que me quedaría a vivir sin duda).