Otro mes que se esfuma del calendario a la velocidad de la luz. Y es que estos meses se nos están pasando volando. Tanto es así que hemos bajado el ritmo un par de semanas para coger con fuerza lo bueno que viene (#QueElRitmoNoPare). Este mes hemos tenido flechazos de los grandes...

No puedo creer que haya pasado un año desde que Amparo, nuestra #señorade más organizada de los tiempos, viniera a la oficina con su dossier azul repleto de ideas. Y tampoco puedo creer que ya los hayamos casado. ¡Fue tan bonito!

Ahora es cuando no me creeis cuando os digo que esto de la editorial de Tu boda en un click era trabajo. Os prometo que ibamos con ese chip, pero al final acabó siendo "una de las nuestras." La excusa perfecta para reunirnos, charlar, tomar algo y de paso hacer unas fotos. Todo transcurrió en Huerto Barral Boluda, en Picaña. Además, os traigo una sorpresa al final del post.