Marta+Jose

Nos conocimos en un aeropuerto. Bangkok. El final de nuestra luna de miel. Y el comienzo de nuestra amistad. Llevábamos quince días sin ver ni una cara española (por no hablar del acento). En cuanto nos sentamos con las maletas a la espera de nuestro vuelo nos identificamos enseguida. "¿Españoles, verdad?". Y allí estuvimos intercambiando anécdotas y experiencias por aquellos mundos. Se daban el "Sí, quiero" el mismo día que nosotros. Y yo, que no me gustan las bodas, le pregunté por absolutamente todo. He aquí el resultado :)

Baby shower

Este fin de semana tuvimos jaleo. Fue muy bonito y especial. Se trató de una baby shower, o lo que es lo mismo, una fiesta sorpresa para celebrar el futuro nacimiento de un bebé. En nuestro caso, de Blanquita.  La mami, María, no se imaginaba la tarde que le esperaba. 

Pedida de una Cenicienta

Cuando me contaron esta pedida de mano, no pude ni parpadear. Parecía sacada de un cuento, pero esta es real como la vida misma y como las lagrimas de emoción que teniamos todos mientras nos la contaba Eva con un café. Y claro, ¡tenía que compartirlo, no podía quedarmelo sólo para mí!

Tu boda romántica

Como si de un cuento de hadas se tratase, con sus príncipes azules y sus princesas de vestidos vaporosos. Inspiradas en peliculas clásicas, aquellas en las que los detalles tiernos están por cada rincón. Flores silvestres, tonos pastel, velas... Hoy os traigo, una boda romántica.

DIY piñas

El DIY que os traigo esta semana es de lo más resultón y práctico. De hecho, en nuestra última boda me dediqué a recoger piñas como una loca. Aunque finalmente nos decantamos por tapones de corcho del vino, lo tendremos muy en cuenta para la próxima boda (por la cuenta que me trae, si no quiero que las piñas me tiren a mi de casa).

Llegó San Valentin

Soy de las que cree que no hay una fecha para demostrar el amor. Te lo tienes que currar los 364 días restantes. Pero que levante la mano al que no le haga ilusión recibir un detallito por San Valentín. Me lo imaginaba, no veo ninguna. Denisa pensó lo mismo, y quiso que le decorásemos sus escaparates por este día especial.

Tu boda campestre

Hoy toca boda... ¡Campestre!. Para inspirarnos y comenzar a preparar nuestra boda campestre hay que combinar aire bucólico, flores silvestres, jarrones vintage, balas de paja, blonda, elegancia y paniculata. (Adoro la paniculata).