Marta+Jose

Pedida. Me pidió la mano el 4 de agosto de 2011, el día de mi cumpleaños. ¨Fueron un montón de sorpresas y sensaciones. una carta en la que iba leyendo parte por parte según transcurría la noche. Cena romántica en la playa y durante la cena continúe leyendo donde me pedía que nos casáramos. Me encontré el anillo de pedida delante de mi plato... No tenia palabras de los nervios. Continuamos con la cena y en el postre terminé de leer la carta y abrir el ultimo paquete. Eran unos farolillos para escribir un deseo y lanzarlo al cielo como la tradición japonesa.

 

Horas antes. Para el gran día y como la tradición marca, salí de casa mis papis. Dormi la noche anterior alli.

 

El vestido. Cuando llegó el momento de buscar el vestido, la verdad que no tenia una idea definida. El primer dia de búsqueda tenia cita en varias tiendas. Me probé varios y me gustaron, pero no me sentí ilusionada, por lo que imaginaba que esos no eran mis vestidos... Esa misma tarde, en la última tienda que tenia cita, Lucía Novias, me probé varios vestidos. Cuando me probé mi vestido, supe que era para mi, sentí que podía salir por la puerta con él puesto. Por lo que elegi el corte y la tela y ellas hicieron el resto. Para mi, no hay vestido mas bonito (¡que voy a decir yo!). Para cada novia hay un vestido y ese era el mío. Corte sencillo, tela elegante. Y en la cintura un lazo con un broche.

 

 

 

Complementos. Llevé pendientes de brillantes y oro blanco, regalo de mi iaia. Anillo de oro blanco con brillante regalo de mi tia. Y como complemento en el pelo, una peineta que cerraba mi recogido.

 

El ramo. Una de las cosas que tenia claro. La floristería fue la de confianza de casa. Floristeria Nenufar. Mi ilusión era llevar un ramo de peonias. Buscaron por todos los invernaderos, pero no fue posible dado que no era la época. Me propusieron rosas de varios tonos pastel (Similares a las peonias) Quedó precioso. El ramo perfecto.

 

 

 

 

 

 

Ceremonia. La ceremonia fue en el santuario de Nuestra Señora Virgen del Lluch ,en Alzira.

 

 

 

 

Banquete. El banquete lo celebramos en la sala Rex Natura

 

 

 

 

Decoración. Toda la boda estaba inspirada en tonos grises, Desde los tarjetones hasta los meseros, manteles, galletas de agradecimiento, detalles invitados, candybar... Incluso, unas bailarinas que puse para que toda invitada pudiera quitarse los tacones y bailarlo todo, todo y todo. El candy bar lo encargámos en Eventual todo eventos. Y las galletas en Plumkake's.

 

 

 

 

 

 

Momento emotivo. Cada momento de la ceremonia fue especial. Uno de los mas importantes, la entrada de la mano de mi padre. Cuando llegamos al altar, le dió mi mano a Jose.

 

Momento divertido. Cuando nos estábamos haciendo las fotos, nos encontramos con la tamborada local. Nos rodearon con los tambores. Bailamos y tocamos, fué un puntazo. 

 

 

 

 

 

Un añito más tarde, vino al mundo Álvaro. Un auténtico bombón que dan ganas de comerse. Los Reyes Magos dejaron un buen regalito. Mirar, mirar...