Juanjo+Gloria

 

Pedida: Fue 

 

 

 

 

 

 

 

 

No era para menos. La novia iba raelmente ESPECTACULAR. Con un aire a Grace Kelly. En dos piezas. Y falda adamascada. Después del banquete, quiso ponerse más cómoda para bailarlo todo, y optó por otra falda larga con caida y una lazada a la cintura.

 

El novio vistiò chaqué clásico. Chaleco y pajarita en color burdeos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El banquete se realizó en la Masía Xamandreu, en Godella (Valéncia). La cena fue a la intemperie. Noche estrellada. Brisa. Olor a jazmín. A la luz de las velas. Y un piano tocando en directo.

Si tuviera que buscar una canción para este post, sería sin duda "Una mattina", de Ludovico Einaudi. Fue con la canción que hicieron su entrada los novios en el cóctel, tocada en directo por el pianista. Un momento muy emocionante. Ahí estaba yo, embelesada por ese piano y con la piel de gallina.

Nos encargamos de la decoración. Aunque poco había que hacer, pensé cuando conocimos la Masía. Era preciosa por si sola.

Hicimos un rincón de bienvenida para los invitados. Lo decoramos con una bicicleta antigua que conservaba la novia. Flor en la cesta y unas balas de paja. 

Dejamos la flor natural para el final, ya que hacia calor de buena mañana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No querían un libro de firmas convencional. Así que optamos por un árbol de los deseos. Dónde cada invitado pudo expresarle sus felicitaciones a los recién casados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para el candy bar nos basamos en los tonos amarillos. Un carrito de forja revestido el techo de tul y lleno de chucherias fue la sensación. Al lado, una mesa con todo tipo de dulces. Incluido nuestros batidos de vainilla y chocolate.

Para la decoración usamos banderines hecho con arpillera y letras de foam estampado. El palé amarillo con las luces en forma de corazón llamó mucho la atención.

Y como estrella nuestras rosas hechas de lenguas de pica pica. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El padrino, detallista y fan de los sombreros, quiso aportar su granito de arena con esta barra libre de algo que ponerse a la cabeza. Pamelas para ellas y sombreros para ellos. Además, bailarinas de todas las tallas. Para que bailaran las invitadas hasta tener agujetas, no dolor de pies. :)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para el photocall, los novios querian estar como en casa. Y así fue, trajeron un sofá de casa, una alfombra, la mesita y una lámpara. Sólo hacía falta una maleta con pelucas, boas, gafas e hinchables y las fotos vendrían solas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Uno de los seatting plan, estaba hecho con un armazón de madera lacado en blanco. Hojas, flores, y meseros tendidos con pinzas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde aquí, dar las gracias a todo el equipo de Masía Xamandreu, que se portaron estupendamente (no, lo siguiente).

 

Y desearles a los novios toda la felicidad del mundo y la confianza depositada.

Pronto os traeré más fotos, ¡palabra!

 

¿Que os ha parecido la boda de Juanjo & Gloria?

¡Feliz Lunes!