Alicia+JJ

Y parecía ayer cuando intercambiábamos confidencias y pensamientos de como sería nuestro gran día. Pués llegó, vaya si llegó!

Pedida. Me pidió la mano en casa, abrí la puerta y sonaba nuestra canción, cuando fui a ver por qué sonaba estaba él con el anillo y me dijo que quería pasar toda la vida conmigo!

Horas antes. Me maquillé, peiné y vestí en el Caro Hotel, un hotel precioso en el barrio del carmen en el que me trataron como una reina!! (http://www.carohotel.com/descubre/grupo/hotel)

El vestido. Después de probarme veinte mil vestidos en Pronovias y Rosa Clará nada se parecía a lo que yo había imaginado, quería algo especial y único! Así que cogí recortes de aquí, y fotos de allá, y le pedí a mi madre que me lo cosiera, me lo diseñó con todas las ideas que le había dado, compramos la tela y listo! (mezclamos modelos de Jenny Packham y Eliee Saab).

Complementos. No quería ir muy recargada, y quería darle mi toque personal a todo, así que yo misma me acerqué a una floristería mientras esperaba en el hotel a la maquilladora y me compre un ramo de florecitas secas, eso fue lo que lleve en la cabeza para acompañar al peinado (no quería llevar velo). También llevé unos pendientes de diamantes muy pequeñitos que me regaló mi abuelo cuando era pequeña, un brazalete de oro de mi bisabuela y un anillo de plata con malaquita azul en forma de gota que me regaló JJ en un viaje que hicimos a Roma (: 

Mi ramo lo quería muy silvestre y con un toque descuidado, llevaba lisianthus de color rosa, y varias florecillas y hojas silvestres. 

 
La ceremonia. Fue en San Juan del hospital. El momento más emotivo sin duda fue cuando JJ se levantó de sorpresa, cogió la guitarra y cantó nuestra canción, no pude evitar llorar de la emoción y la ternura!  

El banquete. Lo celebramos en La Embajada, un restaurante precioso en pleno centro de Valencia.

Alguna anécdota. Tengo un par... Quería haber tirado al aire el ramo y que lo cogiera alguna chica soltera, pero entre tanto baile y tanta copa se me olvidó tirarlo, me acordé al día siguiente!. Un día antes de la boda la muela del juicio hizo de las suyas, no podía abrir la boca ni comer, así que me inyectaron una súper dosis de relajante muscular, entre eso, y el champagne, lo pasé genial y la muela ya no me dolió en todo el día!

Un momento especial. Yo diría que fue cuando todos creían que ibamos a bailar un vals pero bailamos una coreografía con una canción de Elvis Presley que se llama "Blue suede shoes", con amigos cómplices entre el público que se iban uniendo a la coreo! Me encantó y la gente flipó, quedó muy chulo.

Un consejo para las futuras novias. Lo que le aconsejaría a toda pareja que vaya a casarse es QUE CONTRATE UN BUEN FOTÓGRAFO, totalmente ajeno a ella, nadie conocido, que sepa que hace bien su trabajo y que al final tendrá todas las fotos posibles de un día tan especial, yo por desgracia no tuve la suerte, y ahora tengo muy pocas fotos y no reflejan lo maravilloso que fue el día... :)