Vuelta al cole

Adiós tardes libres, desayunos largos, puestas de sol de otro mundo, y no saber en que día vives.. Hola madrugar por la mañana, cafés a todas horas y bodas bonitas. Se acabó lo bueno, peeero tenemos las pilas bien cargadas.

Pudimos disfrutar sólo de una semana, en nuestra querida Isla Pitiusa, pero fueron suficientes dos puestas de sol para recargar pilas a tope. Desde hace un par de años, nos hemos propuesto descubrir un rincón nuevo. Y este año, descubrimos Sa Trinxa en Ses Salines y el Hotel La Hacienda Na Xamena.

Reconozco que el Hotel La Hacienda Na Xamena ya lo conocí el año pasado, pero no tuve la oportunidad de visitarlo. Y es que el broker-atleta Josef Ajram se casó allí. Como buena fanática que soy de las bodas, la seguí al dedillo por las redes sociales y el lugar no pudo enamorarme más . Este año era parada obligatoria.

 

Está situado en el norte de la isla de Ibiza, en la cumbre de un acantilado y rodeado de bosque mediterráneo con unas vistas inmejorables. Unas cascadas suspendidas al aire libre sobre el acantilado a 180 metros de altura. El exclusivo spa ofrece un recorrido de talasoterapia único en el mundo del bienestar. Ocho lagunas de agua marina caliente, todas conectadas entre sí por unas cascadas, garantizan una relajación profunda, de los pies a la cabeza. Fue un día inolvidable. Quién nos seguís por Instagram pudístéis ver un vídeo de la puesta de sol que vivimos desde allí. Y os puedo asegurar que se puso la primera en el top ten personal de mis puestas.

 

 

Pudimos conocer de primera mano sus instalaciones y varias de las bodas celebradas allí. Os dejo con un vídeo que publiqué del fotógrafo Alberto Argüelles.

Con esta desconexión total y esas puestas de sol infinitas, hemos recargado pilas para una buena temporada. Buena temporada de bodas y de novios requetebonitos como Lorenzo & Patricia, Juanma & Cristina o María y Óscar, nuestras últimas bodas y de las que os enseñaré todos los detalles muy pronto.

Además, estas vacaciones también hemos tenido tiempo de morir de amor, pero literal. ¿Os acordáis de la despedida de soltera que preparamos en la playa? Pués llegó el gran día de Maite (Y de nuestra futura señora de María, aunque ella todavía no lo sabía). Llegó el momento de dar el ramo a esa persona tan especial en tu vída. De fondo sonaba la banda sonora de la serie Friends. Maite quiso dárselo a María. Y nuestro príncipe azul, hincando rodilla. María presa de la emoción del momento, no se dió ni cuenta hasta que cambió la música y notó que se paró el tiempo. Fue entonces cuando levantó la mirada y lo vió arrodillado. Sin duda, un momentazo, en el que creo que muchas invitadas se derritieron allí mismo. (Podéis ver el vídeo de ese momentazo en nuestro muro de Facebook).

Desde aquí darles la enhorabuena a María y Salva, que ganas tenemos de poner los engranajes en marcha y preparar esa boda de ensueño en la playa.

¡Feliz Miércoles!