Christmas Wedding

¡Ho, ho, ho, feliz Navidad! ¿Como van esas comilonas y los empachos de turrones? Por aquí, estamos a dos kilos de que Greenpeace nos proteja xD Pero tremendamente felices porque estamos disfrutando como enanos con todos los peques de la casa que ya se van enterando de la Navidad. Además preparamos nuestra primera boda de la temporada (¡Ay que ganas!), y un proyectazo que me muero por contaros #ansiavivamáxima.

Luis, nuestro florista, nos felicitó la Navidad y nos dió un sabio consejo que no pude anotar mejor (ni parar de reír en un rato) tenía que compartirlo. Decía "No trasnocheís, ni bebáis de desconocidos, ni os subáis a coches de extraños, Para casa después de la misa del gallo. Ojo con el champán y los mariscos, que luego os ponéis malas. Y no os echéis polvorones a los bolsillos del abrigo que acaban desparramados por el forro." (¡No puedo quererlo más! Que razón tiene el jodio). Os dejo con una boda navideña que no falta detalle. 

 

  

 

 

  

 

Vía

¿Que os ha parecido esta boda navideña? ¿No os habéis venido arriba y os han entrado ganas de cambiar vuestra fecha para diciembre?

¡Feliz martes y feliz Navidad! :)