Adiós maravilloso 2015

Mira que me había propuesto no ponerme sentimental, pero nada oye (Son cosas de la edad, que una va cumpliendo años, señoría). Es llegar un año a su fín, pensar en todo lo transitado y no poder evitarlo (Además para más inri de fondo suena "Un año más" de Ana Torroja).

Hay que ver lo que da de sí un año. Nos ha pasado de todo. Llegó (¡Por fín!) nuestra oficina. Vale, no son las de Coca-cola, pero a empeño y amor no nos gana ninguna. En tres semanas, vimos como una casa antigua y llena de recuerdos se transformaba en una oficina cálida y sutil. (Recuerdo la primera mañana de trabajo. Un cosquilleo en el estómago me tuvo toda el día nerviosita perdida. El olor a vainilla y canela inundaba todas las estancias. La compañía era grata. Llovía y se escuchaba como golpeaban las gotas en el tragaluz. Y de fondo sonaba chill out. No se podía pedir más).

Cuando decides emprender un nuevo proyecto de la mano de quince emprendedores valencianos ("Lo millor de cada casa", que dice mi abuela) y ponerte la mochila en la espalda, hay que meter muchas herramientas dentro: ganas, ilusión, coraje, paciencia, imaginación y mucho amor. Meses de nervios. De acostarse a las tantas y levantarse de un bote con la alarma del móvil y cola-cao en mano. Pero meses con un "no se que" en el estómago que hace tener todo el tiempo una sonrisa en la cara (como esos amores de verano cuando tenias 15 años). Algo bueno se estaba cocinando a fuego lento y por fin vio la luz. Nació Tu boda en un click y lo presentamos en el Palacete de Echeveste en Valencia.

Tuvimos el placer de realizar un evento para la cadena de tiendas Festa. Inauguraban la remodelación de una de sus tiendas, ubicada en a calle Colón de Valéncia. Montamos una decoración acorde a la nueva cromática de la tienda. Esta tarta de nuestra querida Dulce Roseta, fue todo un éxito, visto y no visto.

Paqui y Olga se pusieron en contacto con nosotros para un evento de belleza que realizamos en el Hotel Las Arenas de Valencia. Fue un día de lo más intenso, ya que salimos pitando a Madrid para asistir a un evento de Kymco moto España. Sólo ellos cierran el Palacio de cristal para hacer una cena con unos cuantos amigos. Una experiencia increible.

Natalia+Quique bailaron bajo la lluvia. Sí, en las bodas no siempre sale un sol radiante, Pero se vistieron con sus mejores sonrisas y bailaron felices. Porque la felicidad no está en unos rayos de sol, si no en la sonrisa cuando te ve al final del pasillo, en el apretón que te da cuando por fín llegas junto a él o en ese beso cuando se escucha "Yo os declaro marido y mujer".

Asistimos al Festival de les Arts en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. El lugar no podía gustarme más (y más sabiendo que el mismisimo George Clooney había estado paseandose por allí rodando la pelicula Tomorrowland). Fue la primera edición de este festival y auguro que será la primera de muchas. Fue un auténtico éxito, congregando a más de 22.000 personas. Y es que la buena música estuvo más que presente. Nuestra apuesta para el stand en la zona de diseñadores fue tropical. Con piñas. Platanos. Una zona chill out y las fotografías de Alicia Macias. También contamos con la caravana de Serendipity Queen of the Road y las letras iluminadas de Alkilaudio. Muchas caras conocidas como Collage Vintage o Coohuco se dejaron caer por nuestro rinconcito (Y a mi casi me da un patatús ¡Un millón de gracias!). Además también tuvimos las bodas de nuestros #señoresde Alberto+Bea y Pascual+Amparo.

 

Nos lo pasamos pipa con la summer party navy. Tachamos otro sueño más de la lista asistiendo al curso de Bodas de cuento en Zaragoza. E hicimos una despedida de soltera de lo más cuqui.

Lorenzo+Patricia nos llenában el corazón de alegría por llegar su gran día y nos inundába una tristeza por llegar a su fin aquellos mensajes a media noche y nuestras tardes de café y preparativos. Nuestra boda con las mejores vistas, hasta la fecha, en Titaguas y el primer urresku para Óscar+María. Mitad equipo se fue a Albacete. El mismo día a la misma hora. Teniamos un rincón de limonada para nuestros #señoresde Juanma+Cristina. Fue una jornada de lo más intensa, igual que la felicidad que sentímos. De otro planeta. (Un millón de gracias al super equipo que fueron unos campeones. ¡Tres hurras por ellos! (¿Como que "tres" sólo?) ¡Digo diez! ¡Diez!)

Una novia llegó en Ferrari y un novio rompió a llorar al verla al final del pasillo. Además, Tu boda en un click realizó su segundo evento en el Mercado de Colón de Valencia.

Una armenia y un ruso se daban el "Sí, quiero" bajo una noche estrellada. Llegaba nuestra segunda boda internacional. Arsen+Evgenia. Yo sólo chapurreaba el spanglish con la madre de Arsen y todo era decirle que le preguntara a los novios que les había parecido todo, porque allí mucho jijí y jajá y lagrimas pero nadie decía nada. En eso Evgenia rompe a llorar y empieza a hablar en ruso. Mi ansia y yo al unisono diciendo "Traduce, traduce". Y entonces dijo: "Dice que había visto fotos en pinterest de bodas bonitas y esto que hay aquí esta noche es más bonito todavía". Y la que rompió a llorar fui yo ¡Ay madre!.

Para acabar este añazo, asistimos a nuestro segundo año en Fiesta y boda y decoramos el último evento de Tu boda en un click en el Palacio del Negrito.

Un año, sin duda, cargado de emoción, lágrimas de felicidad y anécdotas para parar un tren (Algún día haré caso a mi madre y no se reirá tanto cuando lea ese libro que me dice que escriba). Un año con sus cosas buenas y sus cosas malas. Pero un año maravilloso. 2016 viene cargado de bodas bonitas (como las parejas de novios, que son todos para comérselos). También viene cargado de niñas. Tres parejas de amigos esperan tres princesas (que nos llevarán a todos de calle y que consentiremos como si no hubiera un mañana, no lo digo yo, viene escrito en el "libro oficial de los tios". Eso lo sabe todo el mundo). Así que estamos deseando que empiece este 2016.

Os deseo a todos un feliz año y que sigamos escribiendo capitulos juntos en el libro, ese que algún día igual escribo. ¡Feliz 2016! :)

Y ¡muy feliz jueves!